Tipos de Pinturas para Autos

El número de colores, tintes y acabados disponibles es cada vez mayor como resultado de los avances tecnológicos en la industria de la pintura automotriz. Por otro lado, con tantas alternativas entre las que elegir, decidir el color y el acabado de la pintura de su coche puede ser un reto, sobre todo porque esta decisión puede afectar a la apariencia de una de las inversiones más caras y valiosas que hará en su vida.

Con el objetivo de ayudar a las personas que se encuentran en la situación mencionada, vamos a echar un vistazo a los distintos estilos de finalización y sus ventajas :

  • Pintura sólida

Este es el tipo de pintura más común que se adquiere de fábrica, ya que proporciona un acabado básico sin gastos adicionales. Los tonos más populares para este tipo de pintura son el blanco, el rojo, el azul y el negro. Las pequeñas imperfecciones, como las generadas por pequeñas partículas, pueden corregirse con los llamados "rotuladores de retoque", que son un tipo de lápiz o marcador de pintura que se utiliza para retocar la superficie de los automóviles. La ventaja de este método es que se tarda muy poco en restaurar los daños graves, hasta una hora en algunas circunstancias.

  • Metálica o metalizada

Esta variedad recibe su nombre porque el fabricante añade partículas de polvo metálico. A menudo se utiliza polvo de aluminio, y la cantidad varía según el fabricante. Aunque no siempre supone un aumento significativo de los costes de producción, cuando se desea este tipo de pintura en lugar de un color sólido, la mayoría de los fabricantes cobran un suplemento. La mayor ventaja es que, si el coche se mantiene limpio, parecerá más brillante y atractivo a la vista.

  • Perlado

En lugar de polvo metálico, se emplean cristales de cerámica conocidos como "mica". Además del brillo que consiguen las pinturas metálicas, este tipo permite crear una profundidad en el color, que varía según el ángulo desde el que se mire el automóvil, y que es empleada por muchos diseñadores para resaltar las líneas del vehículo.

  • Acabado mate

A pesar de no ser un acabado común, tiene un mercado considerable, siendo el gris y el negro los colores más populares. En cuanto a las ventajas, se puede decir que todo depende de las preferencias de cada cliente, siendo este acabado especialmente atractivo para los aficionados a los bólidos de los años 30 y visto por muchos como un símbolo de fuerza y fortuna.

Otros tipos de pintura, conocidos como pinturas especiales, se crean combinando una serie de procesos para producir un aspecto más espectacular que las pinturas metalizadas y nacaradas, aunque también aumentan considerablemente el coste del vehículo. Desde los coches más asequibles, como el Ford Fiesta, hasta los superdeportivos más caros, como el Bugatti Veyron, son empleados por un amplio espectro de fabricantes de automóviles.